lunes, 28 de marzo de 2016

Ni yo misma sé lo que escribo.

Hace más de un año que no escribo algo. Algo que para mí significa desahogarse.
No sigo escribiendo en el estúpido diario que empecé a hacer en 2012, ni tampoco soy la misma de antes.
No sé si seguiré escribiendo bien como hacia anteriormente. Ni sé si merece la pena intentarlo.
Solo sé, que me han venido ganas de hacerlo. Y aunque vaya a ser, probablemente, una entrada de mierda en un blog lleno de entradas de mierda, considero que merece la pena malgastar mi tiempo escribiendo palabras sin rumbo y sentido.

El amor es una mierda. O al menos para mí lo es. Me canso de la rutina y estar siempre con el mismo hombre. Haciendo lo mismo: besarnos, decirnos "te quiero", estar pendiente de sus mensajes, quedar para ir a tomar algo, etc. Eso es como una tradición con cada novio que vaya a tener.

Al principio de la relación todo es diferente. Es como si todo lo que he acabado de mencionar, lo hicieras por primera vez con un chico que crees que va a ser diferente.
Pasa el tiempo y te das cuenta que es lo mismo de siempre.

Sinceramente, yo soy de aquellas chicas que se cansan de cualquier rutina. Ya sea su hobby favorito, su canción favorita, su bebida preferida, o un chico que aunque sea diferente y la quiera incondicionalmente, también se aburra de él.

Y mi pregunta es la siguiente: ¿cómo es posible que, a pesar de tener conmigo un chico maravilloso, me canse?
En agosto cumpliremos dos años juntos. Dos putos años. Mi primera relación tan larga y la primera que ha durado tanto. Con los chicos anteriores me cansaba en un plis plas. ¿Cómo es que sigo todavía con el actual?

No me entiendo ni yo misma. Quizá querré libertad y tiempo para mi sola. Encontrarme y amarme. Es decir, desde hace un año que no tengo tiempo para conocerme mejor y saber lo que me gusta.
Que sí, que sé lo que me gusta, como cosas básicas como mi género de música o si me gustan más las faldas estampadas o lisas, pero, saber mis sentimientos, mis planes para un futuro lejano, aunque próximo, no tengo ni puñetera idea. Y supongo que, estar agarrada a una relación no me permite conocerme más.

Ya sé, yo misma estoy contestando a mi pregunta. "Corta con él". Si fuera tan fácil, te aseguro que ya lo habría hecho hace tiempo. Pero... es él. Busco defectos y contras de él, y los tengo, y aún así sigo.
Tristemente, vino muy pronto a mi vida. Y tristemente, no sé cómo echarlo de ella si tampoco quiero despedirme.

Mierda de sentimientos. Ojalá todo fuera más sencillo.

Por eso digo que el amor es una mierda. El amor lo complica absolutamente todo. Y aún así, parece que nos gusta complicarnos la existencia.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Manifiéstate

Encuentro un tanto raro que reciba visitas en mi blog. Hace siglos que no dedico unas palabras vía Internet. A parte de poner la típica excusa de 'no tengo tiempo', más que nada me limitaré a decir la verdad, la cual es que, no me acordaba de que tenía blog.

He ido leyendo mis entradas y es que, al largo de los años he ido mejorando ortografía y por otra parte, me he avergonzado de mis lamentaciones, jajajajaja.

Y aún así, abandonando este blog, recibo visitas. ¿Quién cojones me lee? Que se manifieste en comentarios. Me alegrará saber quién es. No muerdo. :)

viernes, 1 de agosto de 2014

Sentimientos excéntricos

Me duele todavía recordar momentos que pasamos juntos. Como el día en que permanecimos tumbados en el césped contemplando la noche estrellada y diciéndonos lo mucho que nos queríamos. Como cuando nos despedíamos lejos del uno al otro gritándonos cosas bonitas y con una sonrisa de oreja a oreja.
Como los días (todos) que íbamos cogidos de la mano y nos dábamos besos sin parar. Como cuando explorando, descubrimos un lugar subterráneo donde podíamos escondernos y hacer cosas placenteras que no se suelen hacer delante de gente. Como cuando me entregabas cartas que me hacías aunque tu letra no fuera agraciada. Como cuando me esperabas a la salida del colegio por sorpresa y me cogías fuertemente entre tus brazos. Como los días en que me invitaste a cenar en restaurantes y hacías que me sintiera querida.
Como cuando me arropabas cuando tenía frío y acto seguido, o me dabas un beso en la frente, o me cogías con tus manos. Detalles y momentos que echo en falta. Recuerdos que me vienen a la mente sin querer.
Tu imagen, tu rostro, tu sonrisa... tus besos. Todo.
¿Por qué tuviste que cambiar? Si fueras el mismo de siempre, ese chico que conocí al principio de todo, esto seguiría en pie y no habría terminado. Pero fíjate... las personas cambian, y tú cambiaste a peor.
Me alegra saber que ya no te tendré en mi vida como te tenía antes. Quizá en un futuro lejano, volvamos a reencontrarnos, pero, no te querré de la misma manera en la que te quise. No te lo mereces. No te mereces ni que te escriba estos fragmentos la verdad, pero... mira, aquí me tienes. Escribiendo para alguien que no va a leerlos. Escribiendo a alguien que me hizo daño, y aún así, sigo recordandole. Qué de sentimientos más excéntricos dispongo, ¿verdad?
Unos días te pienso y me imagino un futuro contigo... otros días también pienso, pero con sentimientos retorcidos llenos de furia y deseos de que te jodan pero con sufrimiento. Como tú me hiciste pasar. Con dolor.


domingo, 16 de febrero de 2014

Nunca se sufre por amor, se sufre por desamor, por desencanto o por indiferencia, pero nunca por amor. El amor no lastima…lo que lastiman son las personas que no saben amar.
“¿Cómo alguien puede engañar una persona durante tanto tiempo? ¿Qué se gana? ¿Por qué lo hacen? ¿Por qué le dices que la quieres si no es verdad? ¿Por qué haces que ella te quiera si tú no sientes lo mismo? ¿Por qué no dejar las cosas claras desde un principio? ¿Sabes cuánto cuesta reparar un corazón roto? ¿Qué sentirías si la hubieras visto llorando en silencio en el piso de su habitación, en la ducha, a las 3 de la mañana en su cama mientras todos dormían? ¿Sabes que ahora ya no confía en la gente? ¿Y si te dijera que ella piensa que es su culpa? ¿Cuánto le va a costar recuperarse? ¿Qué se siente haber acabado con una maravillosa persona cuyo único error fue haberse enamorado de un imbécil?”

— Lo qué me pregunto cuando te veo llorar


jueves, 2 de enero de 2014

No te duermas sin sueño ni te levantes sin un motivo. Tampoco vivas por nadie que no estaría dispuesto a vivir por ti. Recuerda que ningún dia se parece a otro y que nadie se parece a ti. Que solo hay una persona capaz de hacerte felíz para toda la vida y esa persona eres tu mismo.

miércoles, 1 de enero de 2014

Una historia...

Había una vez, una niña que siempre sufría por todo. Se quejaba y lloraba siempre. Hasta que un día, se dio cuenta que la vida hay que disfrutarla y hay que estar siempre feliz. Así pues, dejó de llorar. Y si lo hacía, era a escondidas para que nadie notara sus sentimientos. Era siempre "feliz". Entre comillas porque, seamos francos, ella solo quería demostrar su sonrisa y alegría delante de sus amistades y enemigos para que vieran que nada ni nadie le podía herir. Lo consiguió. Se dieron cuenta de que había madurado y que no gastaba ninguna lágrima cuando en realidad, lo que ellos no sabían era que a solas, se desahogaba escribiendo en un diario sus problemas, su rabia, sus lágrimas y sus ganas de desahogarse con alguien. No solía fiarse de nadie ya que se dio cuenta en un año de que muchas personas que antes consideraba como de la familia, se iban sin más fallándola. 

Un día lejano, después de haber gastado todas las hojas de su diario, decidió que era la hora de irse. Irse lejos. A un lugar donde podría dejar de disimular que en realidad no era feliz y ser ella misma. Poder llorar las veces que quisiera.
Cogió un bolígrafo y una hoja pequeña. Escribió en ella un simple "adiós" acompañado de un "siempre os tendré en mi corazón vaya donde vaya". Lo dejó encima del taquillón. A continuación, quemó el diario para que nadie nunca supiera todo lo que pasaba por su mente. Después, subió al tejado y estuvo de pie, pensando. No estaba segura de si estaba correcto lo que iba a hacer o no. Solo quería irse. Pero tenía miedo. 

Al día siguiente, la encontraron a bajo 10m de altura en el suelo insconciente. Nunca llegaron a saber el por qué llegó a suicidarse. Quizá porque no le prestaban mucha atención ya que siempre la veían sonreír. Se sintieron culpables. Fue trágico. Muy trágico para ellos.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Esas ganas de ir a otro lugar donde nadie te conoce.

¿Nunca has tenido ganas de irte lejos? ¿De no volver? ¿Nunca has tenido ganas de empezar todo desde cero? ¿En donde nadie te conozca, no sepa quien eres, no sepa que errores has cometido ni que cosas has hecho bien en el pasado, que no sepa de donde vienes ni porque has huido de allí? ¿Nunca has querido volver a empezar?

domingo, 22 de diciembre de 2013

Ganas

Esas ganas de crecer, de experimentar, de viajar, de conocer a gente, de tener nuevas sensaciones, esas ganas de fiesta, de volar, de diversión de pasarlo bien, de perderse, de enamorarse, de aprender, de tocar el cielo, de ganar, esas ganas de vivir de sentirse el rey del mundo ; de sentirse libre. Esas ganas, esas son las que le dan el sentido a la vida.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Prometo.

El día en que amanezcas a mi lado, prometo despertarme primero que tú y contemplarte, prometo amarte y consentirte, prometo cocinarte y cumplirte, prometo hacerte reír, prometo sacarte, caminar de la mano y conocer, prometo abrazarte y decirte que te amo.

El día que pases todo un día conmigo, haré que sea el mejor día de tu vida, solo para que te quedes.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Confundimos el sexo por el romance. A los chicos se les enseña que empujar a una chica contra una pared es el romance. El sexo es fácil, lo puedes hacer con cualquier persona, usted mismo con las baterías.
El romance es cuando alguien te gusta, entra en una habitación y que te quita el aliento. El romance es cuando dos personas están bailando y encajan a la perfección. El romance es cuando dos personas están caminando junto a la otra y de repente se encuentran cogidos de la mano, y ellos, ni siquiera saben lo que ha pasado. Romance es pensar en esa persona y sin querer, tu rostro se vuelve risueño y te das cuenta cuando vuelves a la realidad.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Y durante aquella noche, y las noches siguientes, empezó a imaginar las muchas respuestas que le daría, hasta encontrar la manera oportuna de comenzar una historia que no terminase jamás. Una historia de amor.

Infancia

Todo el mundo habla de traumas de la infancia, de cosas que le han marcado y le han dejado un hueco profundo en el alma, o una grieta irreparable que no pueden cerrar con nada. Cosas que al fin y al cabo a día de hoy les han hecho como son, les han formado personalmente con todas sus creencias, miedos y consecuencias.  Y yo, con esta moda de quejarse o de justificar sus actos cogiendo esto como excusa, no me entiendo. Quiero decir que no consigo aplicármela. No es que tuviera una infancia excesivamente feliz, lloraba como todos los niños, me hacía rasguños grandes en las rodillas y me quejaba porque quería seguir columpiándome en el columpio y ver la tele hasta tarde. Pero casi todo lo he olvidado, no ha quedado nada notable en mi mente.

domingo, 22 de septiembre de 2013

No sé lo que siento. Estoy perdida. Perdida entre muchas pesadillas. Pesadillas que me invaden por la noche y hacen que dude en esto. Es una puta asquerosidad. Llevo con estas pesadillas desde hace bastante tiempo, a las cuales nunca les he prestado atención y debido a esta semana, empiezo a asustarme. No es normal que sueñe cada noche con lo mismo, y encima con algo que no me gustaría que pasara. El chico al que quiero desde hace cinco meses en estas pesadillas aparece él poniendome los cuernos. Aver, yo confío en él muchísimo y sé que no me los ha puesto, pero... sigo pensando que no es muy normal que tenga estas pesadillas tan extrañas y encima, cada noche. No lo soporto.

miércoles, 28 de agosto de 2013

La historia de Romeo.

Romeo tuvo una novia antes que Julieta, llamada Rosalía, de ella se enamoró, su primer amor que costó superar, le dejó un gran vacío en él, su primera novia le destrozó el corazón. Pero tuvo que pasar por todo eso, para encontrar a su Julieta, un amor que no es el primero, pero si su amor verdadero.

martes, 27 de agosto de 2013

Es estúpido vivir a base de recuerdos.

Tú, la persona que está leyendo mis palabras y que misteriosamente ha llegado a aquí, deja de vivir en tu pasado. Apuesto lo que quieras a que hace nada has tenido un desamor o has perdido una amistad y cada hora que pasa, en algún momento u otro, piensas en los recuerdos que has tenido con esa persona. Te aseguro, que si no sales de ahí en cuanto antes, vas a estar atrapado en un millón de ollas en tu cabeza y viendo como de mierda es la vida en plena adolescencia.
Olvidar no es náda fácil, aunque lo intentes, no se logra. Lo que te propongo es que hagas actividades. Así esas actividades te mantendrán la cabeza en lo que estás haciendo y esos pensamientos de esa persona se alejarán por unos momentos.
Tampoco hables de esa persona a tus amistades. Supongo que ya hablaste sobre él/ella cuando pasó lo que pasó. Pues ahora, ni lo menciones. Como si no existiera.

No sigas releyendo el mismo capítulo de tu vida una y otra vez. Los mejores capítulos están por delante. Sigue confiando.
Leyendo antiguas entradas escritas por mí en mi Blog, me he dado cuenta de la tristeza que llevaba dentro hace unos cuantos meses, y con tan sólo 14 años... Menos mal que, después de un tiempo, me he dado cuenta de que la tristeza no existe en mi vida. Siempre estoy feliz, pero, a veces también tengo mis altibaches, aunque me suelen durar muy poco ya que son tonterías. Tonterías que mi mente pensaba tipo: <<Cada día estoy sonriendo, echo de menos estar triste, así que con cualquier tontería voy a ponerme triste un rato.>>
Noto como todas mis amistades se rallan y están tristes fácilmente. Mientras yo, sonrío a desconocidos y a conocidos, y paso absolutamente de lo que no me importa. Las críticas no me afectan ni las opiniones de la gente tampoco.Soy verdaderamente feliz.

jueves, 18 de julio de 2013

Me encanta viajar en el tren sola. Ahora quizá podeis llegar a pensar que soy una anti-social y que prefiero estar sola antes que estar con alguien. Mentira. No tiene nada que ver. Pero, noto la diferencia cuando estoy sentada en un vagón, al lado de la ventana. Contemplando el mismo paisaje que veo cada vez que estoy ahí. Escuchando música en mis oídos a todo volumen. Sin escuchar a nadie. Sólo la letra de la canción. Viendo como entran y salen las personas. Algunos agotados del duro día que han pasado, y otros con ganas de fiesta. Caras deprimidas. Sonrientes. Empanadas. Preocupantes. Tristes. Melancólicas. Muchas caras diferentes que expresan una variedad de sentimientos. Por eso me encanta ir en tren sola. Porque me doy cuenta de la gente que tengo a mi alrededor que está peor que yo y eso, de forma u otra, me alegra saberlo.

viernes, 12 de julio de 2013

No hay nada que me mantenga en pie mejor que la incertidumbre de no saber si aún me quiere, porque cuando tenga la certeza que no, desvaneceré. - Denise Márquez.
Escucho el viento contra mi ventana, el eco de voces lejanas, el tráfico incesante resuena, pero yo solo busco tu voz, tu acento, el timbre en la distancia. Habrá quién la esté disfrutando sin saber su valor para mis oídos? Será que malgasta tus palabras en temas vanos en lugar de hacerte reir? Sufrirá como yo cuando es presa de tu silencio?

martes, 25 de junio de 2013

¿Sabes? Aún extraño esos momentos que nunca vivimos, tantos recuerdos que jamás escribimos. Sí, aún te extraño. Extraño nada y tanto de ti. Tan poco de eso, que a veces me diste. Extraño una parte de mi, esa que se fue contigo. No te voy a mentir, te extraño, te extraño como a nadie. Pero... de extrañar no se vive.

jueves, 20 de junio de 2013

Mil veces sentí deseos de cogerle la mano, y mil veces me quedé quieta, sin hacer nada. Estaba un poco confundida; quería decirle que le amaba, pero no sabía como empezar.

sábado, 15 de junio de 2013

                                                         QUEDA PROHIBIDO:

- Llorar sin aprender.
- Levantarte un día sin saber que hacer.
- Tenerle miedo a los recuerdos.
- No sonreír a los problemas.
- No luchar por lo que quieres.
- Abandonarlo todo por miedo.
- No convertir en realidad tus sueños.
- Creerte inferior a los demás.
- Pensar que la vida de los demás vale menos que la tuya.
- No crear tu historia.
- No buscar tu felicidad.
- No vivir tu vida con actitud positiva.
- No pensar que podemos ser mejores.
- No sentir que sin ti, este mundo no sería igual.

martes, 4 de junio de 2013

¿Por qué ser chica es mejor? Diez ventajas.


          1. Las chicas tienen más tolerancia al dolor.
          2. Son más románticas y cariñosas que los chicos.
          3. Pueden hacer dos cosas y hasta tres cosas a la vez. Ellos no.
          4. El poder del maquillaje. ¿Aparece un grano? ¡Ningún problema, 
          maquillaje y adelante!
          5.  Las chicas viven más años que los chicos. Concretamente una
          media de 7 años más.
          6. Ellas sacan mejor notas académicas que ellos.
          7. Son más constantes y responsables que los chicos.
          8. Hay muy poca delincuencia femenina. La mayoría de criminales son chicos.
          9. Si que hace daño parir, pero es una experiencia preciosa que sólo podrán
          vivir ellas.
          10. Ellas saben vestir mil veces mejor que los chicos.    
         
Él: ¿Sabes qué?
Ella: ¿Qué?
Él: La próxima vez que te vea, no vas a utilizar esa falda. ¡Es muy provocativa!
Ella: ¿Por qué? Me encanta esta falda ...
Él: La próxima vez, vas a utilizar algo hasta los tobillos.
Ella: Sí, como digas..
Él: Usaras un vestido que cubre tus tobillos y guantes blancos largos que lleguen hasta los codos.
Ella: ¿Qué?
Él: Confía en mí.
Ella: ¿Qué estás tratando de hacer? Me queres esconder de todo el mundo?
Él: Y tendrás tu pelo tan suave como la ropa.
Ella: ¿Me escuchas? ¡Eres muy gracioso! ¿Me estás tomando el pelo?
Él: Lo digo en serio.
Ella: Ya sabes que no me gustan los juegos.
Él: Y llevaras un velo.
Ella: ¿Qué?
Él: Y usarás este anillo también.
Ella: Es una broma ¿verdad?
Él: ¿Quieres casarte conmigo?

domingo, 2 de junio de 2013

Ella ya no te escribe tanto. Ya no te llama. Cuando te escribe, ya no te dice cosas que te decía antes, tarda en contestar y hasta es cortante. Cuando lo único que buscas es discutir con ella, se puede decir que realmente... No le importa en absoluto. Ella te hace sentirte patético. Otros chicos le publican en el muro, y ella responde cariñosamente, como solía responderte a ti. Ella empieza a seguir adelante, a hablar, a discutir, a reír, a divertirse, y a coquetear con otros. Ahora estás empezando a darte cuenta de lo guapa que es, y que ella es increíble, ¿no? Bueno, lástima que sea demasiado tarde porque ya la perdiste, por idiota. Hubo un tiempo en que para ella eras su mundo. Su todo. La razón por la que sonreía. Ella te quería, le importabas, hubiera dado todo por ti, pero la hiciste alejarse de ti poco a poco, con tus tonterías, con tu indiferencia. No te diste cuenta que ella era diferente al resto, y ella no tuvo miedo de alejarse. Ella fue lo suficientemente fuerte para dejarte ir. ¿Y ahora de repente, la amas? ¿Pero tú sabes cuanto daño le hiciste? ¿Tienes idea de todas las noches que no pudo dormir pensando en tí? No, no tienes ni idea. Así que no vengas con tus estúpidos, "te echo de menos", porque la chica que lo hubiera dejado todo solo por verte sonreír, sin importarle nada ni nadie, se ha ido, la perdiste para siempre. No la quieras recuperar con excusas, con pretextos, con palabras absurdas, después de haberle hecho tanto daño. Lo mínimo que puedes hacer es dejarle ser feliz y hacerte a un lado e irte.
Se me hace raro no verte. Se me hace raro pensar que estás con otra mujer porque siempre consideré que estabas enamorado de otra. Siempre le enviabas mensajes, y ella no te contestaba. Y si somos sinceros, yo tampoco te contestaba. ¿Cómo has sido capaz de enamorarte de otra que no fuera la mujer de tu vida? No sé los sentimientos que tienes ahora mismo, porque siquiera nos dirigimos la palabra, ni las miradas ya que hace años que no hablamos ni nos vemos, pero... me entristece pensar que pasas los días abrazado a otra que no sea ella. Pensaba que tú seguías teniendo corazón, que sólo estabas enamorado de ella, que te pasabas las horas imaginandote estar a su lado como viejos tiempos, no como ella que se "enamoró" de otro hace años pero eso no tiene que ver a lo que escribo. Te escribo a tí. A alguien que no sabe ni cómo estoy. A alguien que no se acuerda de mí. A alguien que no le pregunta ni a mis familiares cómo me va la vida. A alguien que, desgraciadamente me ayudó a crecer, y que ahora ni se inmuta a saber como va ese crecimiento. Pero, sinceramente, necesitaba escribir sobre esto en un lugar dónde sé que tu nunca lo vas a leer. A desahogarme porque no me gusta explicar determinados problemas hacia la gente ya que son íntimos.
Me gustaría verte algún día por la calle, aunque ya sé cual sería nuestra reacción. A mi por supuesto, se me caerían las lágrimas pero por dentro, por fuera disimularía que no me pasa nada. Y tú... tú alomejor me mirarías y girarías la cara o, tendrías cojones y me dirías: "¡Dame un fuerte abrazo!", pero como sé que eso no ocurrirá, me lo imagino...
Tan sólo decirte que me has decepcionado en pocas palabras. Pensaba que ese amor que tenías hacia ella era eterno, pero según rumores que me han llegado, no era eterno.
Un brindis... a los idiotas... y a las chicas que rompen tu corazón... Y al absoluto y horrible horror de perder a tu mejor amiga porque fuiste lo suficientemente estúpido para enamorarte de ella. — Travis Maddox
Tienes las rodillas desgastadas de arrodillarte para pedir perdón por algo que no hiciste, y los nudillos destrozados de llamar a puertas que nunca abrieron.
Disfruta, sé libre, ya habrá tiempo para el amor y demás.


ÉL

Lo abrazó, y en el abrazo le dijo todo lo que callaba, todo lo que sentía y que había olvidado cómo expresar. Quiso fundirse en su cuerpo, pero las leyes que el mundo les había impuesto no se lo permitieron.
Si se miraba desde una perspectiva cenital, podía apreciarse la tragedia de aquél amor cafeinómano. Pero lo trágico no era su amor, no. Lo trágico era la distancia, tan cruel, que los separaba aun estando cerca. Que les impedía verse y sentirse cuando el frío hacía estragos en sus cuerpos y el alma les temblaba, calándole los huesos. Sin embargo, no desistían. “¿Qué caso tiene si se ama fácilmente?” Se decían, y continuaban amándose día a día.

jueves, 25 de abril de 2013

Crecer, ¿que coño significa crecer?
Algunos lo llaman madurar, otros cumplir años. Dicen que madurar lo hacen solamente las frutas, otros dicen que no maduramos con los años, si no con los daños. Cuando tenemos 13 ó 14 años, ahí empezamos a creer que lo sabemos todo, entonces queremos crecer, porque somos pequeños, y nos pensamos que bebiendo alcohol, fumando e incluso drogándonos podemos ser más grandes que antes, con solamente 13 ó 14 años.
Sí, queremos ir de fiesta, quedarnos hasta tarde levantados, desobedecer a los padres, porque ellos nunca tienen razón (pero siempre la tienen). Queremos ir de "guays", molar, conocer a todo el mundo, hacer cosas que no prohiben, porque lo prohibido es tentador. Las generaciones de hoy en día van muy avanzadas, con 12 años yo jugaba a tazos ni salia de fiesta, ni bebía. Ni teléfonos moviles, ni Facebook, ni mierdas. Cuando salíamos del cole íbamos al parque, del parque hasta que anochecer, y íbamos directos a casa. No había preocupaciones de novios ni mierdas, queríamos ir vestidos lo más molones posibles siempre, nada de falda cortita, pantalones enseñando el culo, camisetas que parecen tops.
Ahora ya somos copias de todos, nadie tiene personalidad, solamente hay peleas, y la confianza cada vez da más y más asco. Nos creemos superiores, que nos comemos el mundo, y algunas no se comen el mundo, van a comer pollas. Que a los 12 años ya follas, y si no lo haces dicen que eres una estrecha. Que si dices siempre que no eres difícil, que si dices que sí siempre ya eres fácil. Si te lías con muchos, eres una puta. Si te has liado con uno o no te has liado, eres una monja. ¿Hola? Que queréis hijos mios. Lo único bueno que hay es la música, y últimamente ya la están contaminando. No tengáis prisa en crecer, que solamente pasas por la infancia una sola vez, tanto como por la adolescencia que la vejez. No hay prisa, poco a poco, todo llega, hay edades para todo.

  Sin pausa pero sin prisa.

viernes, 19 de abril de 2013

" Hoy quemé tu carta. La única carta que me escribiste. Y yo te he estado escribiendo (sin que tú lo sepas) día tras día. A veces con amor, a veces con desolación, a veces con rencor. Tu carta la conozco de memoria: catorce líneas, ochenta y ocho palabras, diecinueve comas, once puntos seguidos, dicisiete acentos ortográficos y ni una sola verdad. "
Se puso los cascos y se sentó en medio de la calle, sin importarle nada, en una calle cualquiera. Miró hacia el cielo, y contempló las estrellas, mientras escuchaba una canción en la que decía: 'pero a ver si sale el sol, en este campo de concentración que llaman vida, que llaman muerte, si al fin y al cabo hablamos de suerte, donde estará, que droga será, para sonreír una vez más, quiero volver a ser el que un día fui, vivir sonriendo y no sobrevivir, préstame tú tu claridad, antes de que llegue la oscuridad'. En ese mismo momento, se dio cuenta de que a veces hay que salirse de la rutina, porque la simple acción de sentarse en medio de una calle y contemplar las estrellas, puede resolverte muchas dudas, hacerte darte cuenta de muchas cosas. Como que ni un cielo estrellado es más bonito que su sonrisa.

jueves, 11 de abril de 2013

— Has cambiado.
— ¿Qué pasa? ¿Es que no puedo cambiar?
— Es que antes...
— Antes, antes, siempre antes... Tú tampoco eres la chica de la que yo me enamoré pero busco en ti y siempre acabo encontrando algo de lo que volver a enamorarme.
Tienes que decidir. Si te quieres enamorar del presente o si te vas a ir con mi pasado.
Se tumbó, me acercó a su pecho y 3 segundos después me besó como nunca.
Chicas que van de cama en cama follándose al primero que pasa, por un calentón, son las mismas que llaman "puta" a la primera chica que lleve un pantalón corto y se le vea un poco la nalga.
¿Más triste? Imposible.

viernes, 8 de marzo de 2013

Necesito desahogarme. Desahogandome con las personas no lo consigo. Tampoco llorando porque no soluciono nada con eso. Ni tampoco comiendo mucho más sabiendo que estoy a dieta. Necesito desahogarme de verdad. ¿Escribiendo? No lo sé, de momento no me hace efecto. ¿Escuchando música? Me raya más la cabeza con sus letras. Tan solo decirle a aquel que me lea, que no te fies de nadie. Vale, lo sé, digo este consejo y luego yo soy la primera en confiar en cualquiera. ¿Sabes porqué? Por culpa de mi inocencia. Aquel que me diga un te quiero me lo creo, aunque esa persona me lo diga sin sentimientos, yo pienso que sí los hay, cuando en realidad no hay ni uno.
Tan sólo decirte que apenas tengo catorce años, que he tenido varias relaciones y sigo pasándolo mal. Pero no tanto como lo estoy pasando estos meses. Antes pasaba de áquel chico con el que había cortado, total, estaba en mi pasado, pero joder, él... a él le veo a cada día y estoy harta. Con los demás se me hacía más fácil olvidarles ya que apenas no les veía, pero nunca había creído que tener un ex en el colegio se te puede hacer muy duro. Vale, pensaréis, ¿que coño hace una niña de 14 hablando de estas cosas? Sí, quizá no sé mucho de la vida porque la estoy empezando desde hace unos pocos años, pero apuesto a lo que sea que he tenido muchas más experiencias que otras personas, en el amor, amistad, família, etc.
Me gustaría que apareciera alguien en mi vida que rompiera todos mis esquemas. Enserio, lo necesito. Necesito que me demuestren cariño. Que de verdad me quieran. No un idiota que va de santo y cuando corto con él, se hace el durillo, pasa un mes, se arrepiente y le va diciendo a todo el colegio que sigue enamorado de mí y noseque historias más y no es capaz ni de saludarme, tan sólo lo dice por interés y para quedar bien cuando él sabe de sobras que lo estoy pasando fatal.
¿Sabeis una cosa? Poco a poco le estoy dejando de querer. Por todo lo que estoy viendo CON MIS OJOS, que antes me enteraba por alguien. Ahora lo veo todo claro. Y la verdad es que, duele.. duele ver como se va con otra, la empotra contra la pared, cuando a mí no me hacía ni eso, y que encima esa otra sea una chica que consideras como una hermana que sabe de sobras que amas a ese chaval. Duele demasiado ver ese momento, sonreír, y hacer ver que no te importa, cuando en el fondo te rompes en miles de pedazos.
Yo ya no puedo soportarlo más... quiero que se pudra, o que se vaya de mis ojos, no verle nunca más, que desaparezca de repente... entonces todo estaría genial. Sería de verdad feliz.

jueves, 7 de marzo de 2013

Ya se hizo tarde, lo sabes,  me duele que no funcionase quererte, que todas las calles donde nos besamos dibujan recuerdos que hoy borra tu mente. Me siento tan tonta de tanto creerte, de tanto pensar que me ibas a ser fiel, de días y noches queriendo comerte, y tu mientras pensando en ella.
Quién prometió un para siempre, mintió, quién lo olvidó y me rompió el corazón, quién me brindó su calor y dejó la ilusión apartada que ataba este amor, y por más que te demostré y que luché por lo nuestro, no conseguí tu sonrisa y lo siento, sólo pretendía saber que eras mío, y que no querías otros besos.
Sabes que te lo di todo, que yo no sería capaz de dañarte,de noches de besos de amor y tan solo
de un modo que la otra jamás podrá darte, que débil, que frágil, que fácil dañarme, que imbécil que me haces sentir por buscarte, por no valorarme y por darme cuenta tan tarde que nunca quisiste quedarte.
Y me odio por todo lo que hice por ti, lo que prometí y lo que fui, lo que sentí no valía, maldito el día que no pensé en mí.
Tío te odio, en mi folio te escribo, que tonta que he sido callando, luchando, sufriendo, pensando
que era tu motivo y recibo tu adiós, ya no hay más que decir.
No quiero verte en mi vida, ¿te enteras?
Sé que no vales la pena, si voy a luchar será por quien me quiera y no juega conmigo. 

He perdido mi tiempo, esas noches en vela dándotelo todo y tu nada, que pena, no mereces que te escriba ni un tema,y ya vendrá otro que si que valore mis besos, quiera quedarse a mi vera.
Vete y no vuelvas jamás, busca otra perra que vaya detrás, madura y aprende que el hecho de estar
con una persona significa amar.
No te preocupó si lloraba o si estaba pasándolo mal, no repitas que me quieres, se vio de verdad lo que sientes, que suerte la mía de darme cuenta de lo poco que vales.
Y ojalá te vaya mal y ten den lo que tú a mí, verás lo que es sufrir y llores y grites y nadie te abrace y no tengas ya nada que hacer, te gire la cara, te ignore,te deje sin explicaciones, te olvide y se vaya con otro, y te sientas imbécil, verás si es difícil salir otra vez.
Nunca seremos amigos, lo juro, no voy a perdonar el daño que hiciste, para mi ya no existes, no voy a estar triste por alguien que no me supo valorar.
Deja de prometer cosas que nunca cumpliste, eras diferente dijiste, otra vez que mentiste, no pienso escribirte de nuevo, que te escriba la otra y que tonta fui al confiar.
Que te vaya mal.
Posdata: te quiero.
Te quiero bien lejos.

viernes, 1 de marzo de 2013

Tus muñecas no son papel.

¿Te sientes mal? ¿Pensando en el suicidio o en cortarte?. Solo imagina esto por un segundo: Estas sentada en tu habitación *puerta cerrada con llave* con una lápiz y un papel en blanco frente tuyo. Tu mano tiembla y las lágrimas caen otra vez, es la tercera vez en una hora. "Para mi familia" escribes en la hoja pero decides que es una mala manera de empezar tu carta, de suicidio. Pruebas de nuevo, una y otra vez pero no sabes como comenzar. Nadie te entiende, nadie entiende lo que estás pasando, estás solo, o al menos eso piensas. A nadie le importa si estás vivo o muerto. Es de noche, te deslizas en la cama; "Adiós" le susurras a la oscuridad. Tomas tu última respiración y acabas con todo. ¿A nadie le importa no?. Bueno te equivocas. Es martes, la mañana siguiente. A las 7:00 tu madre llama a tu puerta; no sabe que no puedes oírla, no sabe que ya te has ido. Golpea unas veces más, como no hay respuesta de tu parte abre la puerta y grita. Se desploma en tu habitación mientras tu padre correa ver que sucede; tus hermanos ya se habían ido al colegio. Tu muy débil madre reúne toda la energía que le queda (la que es prácticamente nada) para caminar hacia tu cama. Se apoya en tu cuerpo muerto, llorando, apretando tu mano, gritando. Tu papá está tratando de mantenerse fuerte pero las lágrimas escapan de sus ojos; llamando al 112 con su mano izquierda mientras que la otra está en la espalda de tu mamá. Tu madre se culpa a sí misma. Todas esas veces que te dijo ‘no’, todas esas veces que te gritó o te envió a tu habitación por alguna estupidez. Tu padre se culpará a si mismo por no estar cuando le pediste ayuda, por dejar la casa para ir a trabajar por tanto tiempo. ¿A nadie le importa no? 8:34. Golpean la puerta de tu aula, es la directora. Luce más preocupada que nunca. Llama a la profesora a un costado; todos los estudiantes están preocupados: ¿qué está pasando? La directora les cuenta sobre tu suicidio. La chica popular que siempre te llamó gorda y fea ahora está culpando a si misma. El chico que siempre te copiaba la tarea pero te trataba como mierda está culpándose a si mismo. El chico que se sentaba detrás de ti, el que siempre te tiraba cosas durante la clase, está culpándose a si mismo. La profesora se culpa a si misma por todas esas veces que te gritó por olvidarte de hacer la tarea o no escuchar en clase. Las personas están llorando, gritando, en shock, arrepentidos por lo que hicieron. Todos están devastados, incluso los chicos con los que nunca hablaste antes. ¿Todavía a nadie le importas no?. Tus hermanos llegan a casa. Tu madre tiene que decirles que te fuiste, para siempre. Tu hermana menor no importa cuantas veces te haya gritado, dicho que te odiaba o robado tus cosas siempre te amó y te vio como su heroína, su modelo a seguir. Ahora empezó a culparse a si misma; ¿por qué no hice lo que ella me dijo que haga?
Ella: ¿Hola?
Él: Hola, ¡soy yo!
Ella: (Se queda en silencio un momento) ... ¿Tú otra vez?
Él: ¡No me cuelgues! ¡Déjame decirte algo!
Ella: ...
Él: Mira, yo sé que terminamos, pero te sigo amando. No importa si ya no quieres estar conmigo pero no podemos dejar de hablarnos. Me prometiste que nunca saldrías de mi lado sin importar lo que pase, ¿no?
Ella: (Silencio) ... ¿Todavía no te has dado cuenta? Quiero olvidarte.
Él: Lo entiendo, pero podemos ser amigos.
Ella: No, no podemos.
Él: ¿Por qué?
Ella: ...
Él: Eramos muy felices, ¿no? Hemos pasado momentos muy divertidos. Con sólo mirar el uno al otro, ya sonreíamos. Pocas palabras han hecho que nuestro día valga la pena, ¿no lo crees?
Ella: Sí ......
Él: ¿Y qué?
Ella: ...
Él: Responde.
Ella: Por qué no quiero volver a verte. Me has hecho llorar mucho.
Él: Lo sé, pero yo también te hice sonreír mucho, ¿verdad? Sé que no debería haber dudado de ti ...
Ella: Ya es demasiado tarde.
Él:Pero
Ella: Adiós.
Él: ¡Espera!
(Cuelga el teléfono)

Unos días más tarde...(Suena el teléfono)
Ella: ¿Hola?
Él: Hola, yo otra vez.
Ella: Ag, ¿que quieres esta vez?
Él: ¡Relájate! Yo sólo quiero hacerte una pregunta...
Ella: (Silencio) ... Dime.
Él: ¿Me amaste alguna vez??
Ella: Amé.
(Ambos están en silencio por un tiempo)
Él: Bueno ... entonces no era una mentira ... Oye, ¿te puedo decir algo?
Ella: Dime.
Él: Aún te amo, ¿vale? Yo siempre te amaré. Te lo prometo, no importa cuánto tiempo pase, yo siempre te amaré.
Ella: (Silencio) ... Am.. ok.
Él: ¡En serio!
Ella: ...
Él: ¿Estás ahí?
Ella: (Cuelga el teléfono)Ha pasado un mes...
(Suena el teléfono)
Ella: ¿Hola?
Él: Soy yo, ¡no cuelgues!
Ella: ¿Por qué no habría de hacerlo?
Él: Mira, por favor, vamos a terminar este asunto. Para de evitarme. Ya no te veo en la universidad...
Ella: Me fui a estudiar a otra.
Él: ¿Eh? ¿Por qué?
Ella: No quiero verte.
Él: .....
Ella: ¿Y entonces? ¿Qué quieres decirme?
Él: ¿Por qué actúas como si quisieras hacerme daño?
Ella: (Silencio.)
Él: ¿Eh?
Ella: ¿Y tú, no me hiciste daño? ¡Juraste que confiarías en mí!
El: ....
Ella: ¡Hiciste promesas para luego no cumplirlas!
El: ....
Ella: ¿Por qué no te olvidas de mí ya?
Él: Por qué el día en que me olvide de ti, ya habré muerto.
Ella: Entonces, ¡muérete!.
(Cuelga)

Pasan unos cuantos meses. El chico continuó llamándola... Hasta que un día, por alguna razón, ella respondió su llamada.Ella: ¿Hola?
Él: Soy yo.
Ella: ¿Qué vas a hacer ahora?
Él: Calma.
Ella: ¿Eh?
Él: Te he olvidado.
Ella: (Silencio.)
Él: Sólo llamé para decir eso.
Ella: ¿Por qué has decidido olvidarme? (Con voz temblorosa)
Él: Porque me lo pediste.
Ella: Pero...
Él: Te amo y siempre te amaré. Pero te olvidaré.
Ella: ¿Qué? ¡No entiendo!
Él: Adiós.
Ella: ¿Qué? ESPE...
(Pero él ya había colgado)

Pasa un mes y el muchacho nunca volvió a llamarla. La chica preocupada decidió ir a la casa del chico a ver cómo estaba... y una señora (madre del chico) abrió la puerta.
Ella: ¡Hola!
Mamá: ¡Hola! .. (La madre del chico tiene un tiempo, pero reconoce a la ex de su hijo) ¿Cuánto tiempo! ¿Qué estás haciendo aquí?
Ella: Vine a ver cómo está su hijo.
Madre: (Empieza a llorar)
Ella: Señora, ¿qué pasa?
Madre: (Llorando) ¿No te has enterado?
Ella: ¿Qué?
Madre: Mi hijo se suicidó hace 3 semanas...
Ella: ¿Qué? (Sus ojos se llenan de lágrimas)
Madre: (Llorando)Dejó una carta y creo que es para ti.

La chica coge la carta y se fue a su casa. Cuando llega a casa, se encerró en su cuarto, se puso a llorar y solo algunas horas después tuvo valor para leerla y decía así:"Sé que se rompí una promesa cuando no confié en ti pero yo no quiero romper más ninguna. Ahora puedo decir que te he olvidado."La chica entendió que la última llamada era una despedida. El le había avisado pero ella no había entendido. El muchacho había cumplido la promesa que la amaría hasta el final y que se olvidaría de ella solo cuando muriera. El chico quiso demostrar que cumpliría sus promesas de una manera u otra.Lo que él no sabía era que la chica esperaba sus llamadas todos los días. Y cuando colgaba, ella se ponía a llorar. Por mas que ella le dijo que quería olvidarlo, ella estaba apenas intentando convencerse a si misma. Ella siempre lo había amado pero no quería admitir.Al día siguiente, ella fue encontrada en su cuarto ahorcada con una carta encima de su escritorio:"Tu cumpliste tu promesa, ahora tengo que cumplir las mías. "Yo me quedaré a tu lado, no importa lo que pase".

Los dos cumplieron sus promesas. Pero los dos lamentaban una sola cosa. No las cumplieron juntos en la vida.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Las relaciones son más difíciles ahora porque ya nadie se toma el tiempo en enamorar; las conversaciones se convirtieron en textos, los argumentos en llamadas, los sentimientos en indirectas. La palabra amor es utilizada fuera de contexto, la inseguridad se volvió una forma de pensar, los celos en hábito, engañar en accidente, y ser engañado o lastimado, ahora es algo natural.
¿Sabes? A veces no todo tiene un final. Muchas veces la historia que tuviste con esa persona sigue como un día empezó todo. Puede que ya no sea lo mismo que antes. Sin besos, sin amor, sin cariño y todas esas pequeñas cosas que llegas a añorar tanto. Pero, cuando estás en proceso de olvidarle, incluso a llegar a olvidar todos esos momentos que tuviste junto a esa persona, vuelve misteriosamente a ti. Todo. Incluso una maldita canción te recuerda a varias cosas. Su nombre aparece en varios sitios. Te preguntan como lo llevas, si mejor o peor, y sabes de sobras que odias esa pregunta, ya que te deja pensativo durante todo el día como estará, que estará haciendo, si lo habrá superado y estará con otra, y te comes el maldito coco.
Pero, un día inesperado, os encontráis. No era previsto. Ninguno de los dos lo esperábais. Y allí estáis. Sin saber que decir. Con las palabras en la boca pero un silencio inmuto. Y es ahí cuando te das cuenta que sigues igual de enamorada como el principio. Pero lo ocultas. Ya que tienes miedo de que él no lo esté de ti. Miles de pensamientos pasan por tu cabeza. En realidad, en la de los dos.


Sabías que volvería a pasar. Sabías que tarde o temprano tendrías que decirle adiós, no sabías como, pero algo dentro de ti lo sabía, sabías que un día ya no estaría. Pero el juraba que nunca se iría de tu lado. Te lo prometió tantas veces... pero algo dentro de ti sabía que algún día el no estaría junto a ti.
Hoy te das cuenta de que tenías razón, que él ya no está a tu lado, que poco a poco le fuiste perdiendo, fuiste perdiendo a esa persona que tanto querías. Lo extrañas, lo extrañas demasiado, pero siquiera te diste cuenta de que, poco a poco, se fue alejando de tu lado.
Te juró que siempre estaría a tu lado... pero ya no está, y mientras tanto, tu sigues ahí, dolida, extrañándole, preguntandote por que se fue de lado... recordando todos esos momentos...
Cada vez que conoces a alguien tu vida cambia y, tanto si te gusta como si no, nosotros nos hemos encontrado, yo he entrado en tu vida y tú en la mía. Cuando estás tan enamorado de una persona te parece que ninguna palabra, ninguna sorpresa pueden bastar para dárselo a entender.




Un viento suave se escabulle entre pequeñas casas ordenadas, entre mármoles blancos y grises, entre flores recién marchitas y otras recién plantadas. La foto y las fechas recuerdan a alguien. Amores pasados, vidas rotas o naturalmente, amputadas. Sea como sea, pasadas, arrebatadas. Como la de mi amigo. A veces, todo esto sucede sin un porqué y el dolor es aún mayor. Camino entre las tumbas. Llevo un ramo de flores en la mano, los girasoles más bonitos que he podido encontrar.
Miro esa foto, esa sonrisa que tantas veces me ha hecho compañía. Esa imagen pequeña, así como grande y generoso era su corazón.

domingo, 24 de febrero de 2013

"Yo quería hacer el amor con ella todos los días y no solo en la cama, no solo de una manera sexual, no solo queriendo su cuerpo. Yo quería hacer el amor besando su frente, tomando su mano todo el tiempo, diciéndole frases preciosas y momentos de películas todos los días, cocinando con ella, sentándonos en silencio para mirarnos sin necesidad de hablar. Yo deseaba hacer el amor por siempre con ella. Aunque eso no fuera posible."
A veces pienso que los para siempre sí existen. Llevo semanas, incluso meses con la idea de que cualquiera que promete un para siempre, miente. Pero a día de hoy, me he dado cuenta que no es así. Empiezas una relación, al cabo del tiempo termina, puedes pensar miles de cosas negativas, que sí todo lo que te decía eran mentiras, que todos son iguales, que para siempres no existen, y etc. Pero pasa el tiempo, lo tienes olvidado y vuelve. Vuelve como hace meses. Queriéndote. Echándote de menos. Rectifica sus propios errores dejando atrás su orgullo para pedirte perdón y te vuelves a enamorar de nuevo. Eso significa que seguís cumpliendo el para siempre sin daros cuenta y que si no vuelve a funcionar, el tiempo decidirá.

sábado, 16 de febrero de 2013

No te quiero ver agarrado de la mano con nadie más. No quiero que llames a otras por la noche. No quiero que recibas unos buenos días con intenciones como las que tengo yo. No quiero que otra tenga tu felicidad. No quiero que otra salga contigo. No quiero que otra te abrace tan fuerte como te gusta a ti. No quiero que otra te arregle el día cuando estás mal. Yo quiero ser la que haga todas esas cosas, y aveces me haces cabrear como ahora y me dan ganas de irme lejos, pero me quedaré porque estoy perdidamente enamorada de ti.

lunes, 11 de febrero de 2013

Y después de tanto tiempo — dijo mirándole a lo lejos, mientras ella leía — aún puedes encontrarle en sus ojos, ese brillo cuando le conocí.
¿Qué brillo? — Preguntó el niño al anciano.
— El brillo que hacen los ojos cuando encuentran algo que creían tener perdido.
— ¿Estabas perdido?
— Estaba esperando por ella.

domingo, 10 de febrero de 2013

¿Qué coño buscáis en las mujeres?
Si estamos con muchos somos unas putas.
Si estamos con pocos somos monjas.
Si hablamos mucho somos insoportables.
Si hablamos poco somos aburridas.
Si no nos lanzamos somos pavas.
Si nos lanzamos somos unas guarras.
Si estamos con guapos somos superficiales.
Si estamos con feo somos unas desesperadas.
Si decimos que si somos fáciles.
Si decimos que no somos una calientas pollas.
Si no es porque no tenemos culo es porque no tenemos tetas.
Si tenemos autoestima somos unas creídas.
Si no la tenemos es que no nos valoramos lo suficiente.
¿Ahora venid y decidme que coño buscáis?
A mí no me andes pidiendo besos, pídeme que te pase el azúcar, pídeme la hora, pídeme el café y pídeme perdón cuando seas un hijo de puta como todos, pero un beso tienes que robármelo, arrancarlo de mi ser, que cuando uno pide algo es porque está dispuesto a escuchar una negación y yo quiero que tú nunca estés dispuesto a vivir sin mis besos.

jueves, 7 de febrero de 2013

Ella es la clase de chica que sonríe a los chicos que le sonríen porqué quiere ser simpática. Es la clase de chica que mira demasiado a la pizarra cuando no entiende lo que la profesora dice. Es la clase de chica que actúa como una niña pequeña porqué prefiere divertirse antes de estar amargada. Es la clase de chica que prefiere que la lastimen con la verdad a que lo hagan con mentiras. Es la clase de chica que desea lo mejor a quienes ama aunque ella tenga que sufrir por eso. Es la clase de chica que ama con el corazón y no con falsas palabras. Es la clase de chica que se aferra a los recuerdos aunque duelan, porque le gusta recordarlos. Es la clase de chica que nunca borra una conversación, porque siente que está borrando una historia. Es la chica que puede llorar una hora entera, y después reir más que nunca. Es la clase de chica que soy yo.

lunes, 21 de enero de 2013

— Perdon por llegar tarde, no podía escaparme.
— ¿De quién?
— De mi madre. No me deja salir.
— ¿Recibiste mi carta? 
— ¿Cuál carta? 
— Mi recado, quiero decir.
— Claro, te contesté, para eso estamos aquí, ¿no?
— Tienes razón. Que tonto soy... ¿Y qué piensas?
— ¿De qué?
— De lo que te decía.
— Ah, pues no sé. Dame tiempo.
— Ya tuviste mucho tiempo, decídete.
— ¿Cómo quieres que me decida si no te conozco?
— Mira, yo tampoco te conozco y ya ves...
— ¿Ya ves qué?
— ...Estoy enamorado de ti.
 
 
 
 
 

Tu vida es tuya, no de los demás.

Mírate. Eres joven. Y tienes miedo. ¿Por qué tienes tanto miedo? Deja de estar paralizado. Deja de tragar sus palabras. Que no te importe lo que la gente piense. Vístete como quieras. Di lo que quieras. Escucha la música que desees escuchar. Pon la música muy fuerte y baila. Sal a dar una vuelta a medianoche y olvídate de que tienes colegio al día siguiente. No esperes más para el viernes. Vive ahora. Házlo ahora. Asume los riesgos. Dí secretos. Esta vida es tuya. ¿Cuándo vas a darte cuenta de que puedes hacer lo que quieras?

domingo, 20 de enero de 2013

Antes de madurar tienes que enamorarte tres veces.
Una vez debes enamorarte de tu mejor amigo, arruinando tu amistad para siempre. Esto te enseñará quienes son tus verdaderos amigos y la delgada línea que hay entre la amistad y tener algo más.
Otra vez, debes enamorarte de alguien que creías que era perfecto, y que nunca debes ser tratado inferior a lo que te mereces.
Debes enamorarte de alguien que es exactamente como tú. Esto te enseñará acerca de quien eres y quien quieres ser.
Y cuando hayas terminado con todo eso, te darás cuenta que las personas que se preocupan por ti, también te hacen daño, y esos que te hacen daño son los que más necesitas.
Pero sobre todo, aprenderás que el amor es sólo un concepto, no se puede definir. Es diferente en cada persona que lo experimenta. Y aprenderás a respetar a todo el mundo, porque todos lo que queremos es ser amados.
Entonces llega ese momento en el que la más sencilla palabra nos hace daño, la canción más normal nos hace recordar el pasado y es ahí cuando nos damos cuenta que estamos solos, que no tenemos a quién llamar para decirle “te quiero y te necesito aquí ahora”, ni demostrarle de qué están hechos tus sentimientos.
La verdad es que no sé como me siento. Hace poco salí de una relación y lo pasé bastante mal. Le veía cada día, nos mirábamos pero no nos decíamos nada. Nos ibamos alejando hasta el punto en el que hacíamos ver que ninguno de los dos existía, hasta ayer. Le abrí al chat para preguntarle una cosa que no tenía ninguna relación en nosotros, y acabó siendo una discusión sobre el día que terminó la historia. Hoy, le he enviado un mensaje diciendole que le sigo queriendo. Y ahora, no sé que puede ocurrir.

sábado, 19 de enero de 2013

Búscame cuando quieras.

Búscame cuando te apetezca, cuando notes que me echas de menos, cuando te mueras de ganas de tenerme. Búscame cuando no tengas a nadie que te diga que te quiere. Búscame cuando eches en falta las risas, las caricias que erizan la piel, las conversaciones sin rumbo, los abrazos en los malos momentos y las locuras. Búscame cuando necesites alguien que te sorprenda, cuando te des cuenta que nadie tiene esos detalles. Búscame cuando necesites que te digan lo especial que eres, lo bonita que es tu sonrisa y lo guapo que estas cuando te concentras. Búscame cuando mires el móvil esperando una llamada que ya no llega , cuando salgas y sin darte cuenta me busques con la mirada entre la gente, cuando inesperadamente alguien te toque la espalda y al girarte esperes que sea yo. Búscame cuando necesites cerillas para encender lo que se ha apagado, cuando mis ojos ya no te pidan guerra, cuando las discusiones sean aburridas y los días rutinarios. Búscame cuando las canciones carezcan de significado. Búscame cuando recuerdes los buenos momentos y te arrepientas de no tenerlos ahora.
Alguien que se enamore de un cabello extraño, de unos ojos comunes, de una personalidad diferente, de una forma de ser única, de una manera de pensar alocada, y de una sonrisa rara. Y que no se enamore de un cabello perfecto, de unos ojos verdes, de una personalidad común, de una forma de ser normal, de una manera de pensar como el resto de la sociedad y de una sonrisa plástica. Ese “ALGUIEN” vale la pena.

jueves, 10 de enero de 2013

Hoy he salido pensando que era el primer día del año que no estabas en mi mundo y todo me ha aprecido extraño, ajeno de otros. Pero te he sentido muy cerca, como cuando caminabas a mi lado. Me enseñaste tantas cosas. Copartimos muchas noches en vela. Me cuesta escribirlo todo, es como cuando quiero nadar en todo el mar, y no se puede. Ahora me pasa lo mismo, qu eno puedo escribirtelo todo y me gustaría poder hacerlo. Aunque ya no puedas leerme, sé que lo hacias siempre. Nos fuimos a soñar juntos, y siempre cada día, me he sentado y me sentaré contigo en ese banco, por encima de las hojas. ¿Qué buscábamos? ¿Que encontramos? Tu me encontrate a mi, y yo a ti. Todo ha vuelto a mi memoria de golpe. Todo lo que me regalaste, tu canción de cumpleaños feliz, el hospital, tus amigos (de los que tanto me hablaste), tu risa, tus palabras, cuando me reñías, tus abrazos. Tu compañía. Tus noches de fútbol. Siempre te querré, siempre. Y te lo dije mil veces, desde que era una enana. Te lo digo otra vez más. Y ojalá pudiera volver a atrás y convencerte de algunas cosas. Y ojalá pudiera estar más contigo de lo que estuve. Maldita sea. Desde hoy, una parte de mí ya no está porque te la llevaste contigo. Como aquella historia a la que ya jamás podremos volver a estar juntos como antes. Pero siempre estaremos ahí, tu y yo. Estas aquí. No quiero irme de este escrito, no quiero despedirme de ti. Caminaremos siempre juntos. Te quería mucho, ¿lo sabías?, mucho...

domingo, 23 de septiembre de 2012

Una carta pequeña, para alguien grande

Estaba en mi habitación cuando en eso pensé en ti y tuve la necesidad de escribirte una carta. No de esas que se teclean en el Notebook, ni en un móvil, ...no. Una carta a mano. Ya casi no venden cosas para escribir una carta. Quiero que tengas mis sentimientos contigo. Y que los leas, cada vez que creas que me pierdes. Porque puede ser que desaparezca, pero nunca me voy. Siempre estás, sin importar lo que pase. ¡Eres tú! ¿Como no quererte? Palabras guardadas en un sobre. Conservadas solo para tí.

¿Porqué?

Porque creíste en el amor verdadero, hasta que le viste con alguien más.
Porque supiste guardar un secreto y al final fuiste el único que lo hizo.
Porque estabas seguro, hasta que comenzaste a dudar.
Porque creíste en el para siempre, hasta que te mostraron un quizás.
Porque llegaste a recordar el rostro, pero  no logras recordar el sonido de su voz.
Porque supiste lo que es esperar, pero nunca te dió a conocer lo que significa volver.
Porque alguna vez fuiste niño y creíste en lo más increíble.
"Pero creciste y te diste cuenta que no era posible", pues no.
Pasó el tiempo y la gente te convierte en lo que eres ahora. Alguien desconfiado, simplemente por temor. Alguien que quiere de a poquito, por las posibilidades.

                  Alguien que quiere volver a creer.

viernes, 17 de agosto de 2012

Tan solo déjate amar..

Mirar el reloj y fijarse que hoy hace tres años que ocurrió algo que hoy en día, tengo que olvidar.. que está en mi lista de promesas a olvidar pero, cada vez que lo intento, sales en mi mente, en como te conocí y después, sale la imagen de la última vez que te vi. Pueden tomarme por exagerada cuando hablo de ti, o incluso que yo me merezco algo mejor que tú pero, es increíble, soy incapaz de enamorarme de otro que no sea de ti. Es difícil encontrar a alguien que comparta alguno de mis gustos, si ya conocí a ese alguien que los compartía todos, con el que compartía sonrisas y lágrimas a la vez, y momentos de la infancia donde te das cuenta que te gustaría que volviera ese momento exacto de esa primera mirada donde comenzó la historia. Una historia única, donde en un universo paralelo tu y yo nos amamos como ya nadie lo hace, ya que en este mundo nos alejamos tanto que ni siquiera podemos vernos. Pero olvidamos un detalle importante: por mucho que nos alejemos, el mundo es redondo, y llegará el punto en el que nos reencontraremos y esta vez, será para siempre.

La gente me dice que pase de ti, de que olvide todas las cosas que vivimos en estos tres años, pero, dicen que solo muere aquel que se olvida. Y yo, quiero saber si en algún momento, por pequeño que fuera, has sonreído al recordarme. Porque cuando sonríes recordando el pasado con alguien, quiere decir que para ti significó algo importante donde no cometiste ningún error donde te arrepentirías en un futuro.

"No confies en xyz, olvídale"- Me dicen. Pero yo sufro esa enfermedad , esa que al ver el más mínimo gesto de cariño, la confianza aumenta, y te doy toda mi felicidad a cambio de la tuya. Este verano tenía la esperanza de que estuvieras allí, en Salamanca. No te culpo, fue mi error el pensar eso. Y aun sigo pensando una pregunta donde pueden haber dos respuestas que nunca sabré: ¿Me creerías si te digo que a pesar de no verte hace mucho tiempo te sigo queriendo como el primer día?

Que cuando te acuestes y puedas pensar en un nosotros, recuerda que yo si te amé, pero, los rumores te hicieron pensar en algo contrario. Puedo decirte que cada vez que pueda escoger, siempre será a ti.

"Gracias por aparecer"- Te dije con un abrazo apretado el último día que nos vimos en Navidades.

Jamás había estado tan agradecida. El simple hecho de que una persona hubiera nacido para que en un punto de nuestras vidas coincidieramos.. me salvó de la mejor forma que una persona puede ser salvada: Con amor.

Y de vuelta, vuelvo a mirar el reloj, marcan las 12 y 17 de la noche. Todo está a oscuras menos la pantalla del ordenador, donde aparecen una canción y letrs y letras sin parar.. y esque me doy cuenta, de que te echo más que demenos, echo demenos como eras conmigo. Que aún recuerdo aquella noche que nos miramos, sin más, sin palabras, sin gestos, sin nada. Sólo nos miramos y fue más que suficiente para decírnoslo todo, sin decir nada. Nosotros hace meses, nos prometimos un para siempre y me acabo de dar cuenta de que yo si me quedé cumpliendolo, y es así como recuerdo que empezó todo: Simplemente sonreímos al mismo tiempo y donde te lo agradeceré de mil maneras para que te des cuenta de que yo si te amé.

sábado, 11 de agosto de 2012

Suerte, y hazme caso.

Hay veces en las que sales de tu casa, sonríes y todo está bien. Pero ya al volver, te acuestas en tu cama, cuando nadie está mirando, cuando no tienes que impresionar a nadie y puedes ser tu mismo. El miedo entra en tus pensamientos y parece imposible levantarse, pero, no es así.
Nunca hay que rendirse, pues si te quedas en el suelo, ¿alguna vez te vas a levantar? ¡NO!
Para levantarse, hay que tratarlo mil veces y más. Pues si estás tratando existe la posibilidad de lograrlo.
No puedo decir que entiendo tu dolor, pero si sé que es tener un corazón roto y sentirse solo.
Vas a encontrar tu fuerza. Solo quería decirte que, esto no es un final.
Muchas veces la gente te molesta, te dicen que eres feo y luego llegas a tu casa, te miras al espejo y dices: Si que soy feo.
De alguna forma, empieza a importar la forma en la que luces. Y luego, te importa a ti porque les importa al resto. ¿Por qué? ¿Por qué importa como te veas? Porque si a ellos no les gusta, ¿quien lo hará? Si ellos no te aceptan, ¿quien lo hará? Y el miedo que dá esque te vayas a quedar solo. De que no eres lo suficiente y debes cambiar. Empiezas a tener preguntas sin respuestas. En la vida tenemos cosas que no se pueden cambiar. Pero si existe la posibilidad de darse por vencido o continuar siendo feliz. ¿Vas a creer lo que ellos creen que eres o vas a darte cuenta de lo que vales?
Vas a encontrar tu fuerza. Solo quería decirte que, esto no es un final.

Te añoro tanto joder

¿Sabes porqué nunca lo dije? Porque pensé que siempre te tendría aquí conmigo.
Pensé que llegaría un punto en el que podría volverte a decir "Te amo", en un momento perfecto, pero el tiempo pasa rápido para el que espera demasiado. Nunca pensé que te estaría diciendo esto en estas circunstancias, sé que sabías que te amaba con todo mi ser, incluso cuando no te lo merecías por ser un completo capullo, pero nunca creí que te iba a añorar tanto. Pero, nunca me diste oportunidad de añorarte. Siempre estabas. Incluso cuando no estabas físicamente, siempre, en algún momento del día pensaba en tí y me hacía tenerte presente, aquí conmigo.
Sea donde sea que estés ahora, espérame.
Ya llegará el día en el que nos volvamos a ver y todo será como antes. Juntos, haciendo horas los minutos y sonrisas en los grises.
Al menos supiste que te amaba, todavía lo hago y eso.. me hace feliz.

domingo, 29 de julio de 2012

Distancia.

Es como querer y no poder. Querer tenerla cada día a tu lado, cada día abrazarla como si fuera algo muy suave, cada día mirarla a los ojos y pensar: ¿Que haría yo sin ella? y.. no poder. ¿Porqué no poder? Porque algo te lo impide. Hay una barrera entre ella. Una barrera muy grande que muchas veces, hemos logrado quitar todos los problemas que se interponían en una amistad pero, esta, esta supera todo.. y tiene un nombre que a nadie le gusta pronunciar.. que siempre jode todo y que te cagarías en sus Kilómetros pero, a pesar de todo eso, sabes que ella te esperará detrás de todo ello. Que le da igual todo el tiempo que haga falta para verte, porque después de la espera, trae lo mejor, lo inesperado, aunque haya ese problema.. esa barrera se llama, Distancia.

jueves, 26 de julio de 2012

Y a veces, te sientes tan sumamente sola y hundida, que lo único que puedes hacer, es llorar.
Llorar desconsoladamente, como si por hacerlo, tus problemas se solucionaran. Pero aún así,
lloras. Eres débil. Te sientes muy pequeña, en un mundo demasiado grande, que se encarga
de aplastarte cada día un poco más, de decirte que no puedes, que no vales, que no encajas,
que tus sueños jamás se cumplirán. No lo soportas. Sientes rabia. Rabia que se convierte en
dolor. Dolor que acaba en llanto. Siempre acaba en llanto. Las lágrimas significan impotencia.
Quieres que las cosas cambien, y por eso lloras.
Pero hoy todo será distinto.
A pesar de que el dolor me desgarre el alma, no voy a llorar. No voy a permitir que las lágrimas
recorran mi cara, dejando una huella imborrable sólo invisible para mis ojos. No voy a llorar. No
voy a llorar. NO VOY A LLORAR. Cuánto más me lo repito, más ganas me entran. ¿Qué hago?
Lo único que puedo hacer, es no controlar mis impulsos, dejarme llevar, y llorar un océano.
Lloraré, pero no lo haré eternamente. En algún momento me cansaré de hacerlo, y me limpiaré
las lágrimas con más fuerza que nunca. Puede que aunque no quiera, hoy llore..
..pero mañana ya no lo haré.

La distancia, es jodida.

Porque cuando quieres tener a alguien a milésimas de tí,esa persona se encuentra a kilómetros,cuando quieres rozar su piel,no puedes ni tocarla,cuando quieres sentir su respiración en tu cuello no puedes sentirla,pues son unos putos kilómetros los que me separan de él,lo que hace que todo se complique,que algo tan fácil como darle mi mano o abrazarle sea algo extremadamente difícil.
Que odio cada día más la distancia,y sé que con eso no consigo nada,¿pero que hago?
¿Ser fuerte? Lo soy,pero hay veces que te derrumbas y no puedes ni con el más mínimo grano de arena.
Lo quiero,lo quiero más que a mi vida,y puede que el no se haga una idea de todo esto,pero fingir una sonrisa por verle bien a el es duro,ver como se va alejando de tí poco a poco sin que tú puedas hacer nada duele. Y ahora mismo posiblemente pueda estar escribiendo palabras con impotencia,pero es que lo quiero a mi lado ¡joder! ¿No lo entiendes?
+Gritale al mundo que me quieres.
-¡Te quiero!
+¿Porque me lo gritas al oido?
-Porque TÚ eres mi mundo.

Te amo

Ese momento de felicidad plena, en el que le siento pegado a mi, con sus brazos abrazando los míos, en el que siento su protección, en el que sentiría esas ganas que tenemos todos cuando estamos realmente felices, con el deseo de que ese momento no se acabe nunca, en el que me gustaría que se parara el tiempo para siempre, y nos quedáramos ahí, echados encima de una simple cama, que junta dos cuerpos, y a la vez dos corazones latiendo casi al mismo compás, sí, ese latido rápido que tienen dos personas cuando están realmente enamoradas una de la otra, en ese momento le acariciaría el pelo llegando hasta su oreja, acercaría mis labios a ella, y le susurraría un: "te amo".
Él: Te amo.
Ella: ¿A cuántas se lo has dicho?
Él: Para ser honesto, tu eres la segunda.
Ella: ¿Y como tienes las agallas para decir que soy la segunda?
Él: Es que la primera fue mi madre, y tu estas siendo la segunda y la penúltima en toda mi vida.
Ella: ¿Penúltima?
Él: Sí, la penúltima. ¿O crees que no le voy a decir te amo a nuesta hija?

"Te quiero"

Quiero gritártelo, decírtelo al oído, despacio, sin hacer ruido. Quiero decírselo a el mundo entero, y a la vez que solo lo sepamos tú y yo. Quiero decirte que te quiero de cualquier forma y modo.
Ahora ya no tengo escusas, me he enamorado. No es malo enamorarse, te da muchos momentos de felicidad, aunque quizás, pasas más tiempo buscandola que viviendola. Una mirada, un gesto, una sonrisa, un simple movimiento tuyo ya me hace feliz. Quiero que te des cuenta de que quiero abrazarte, sentir tu respiración cerca de mi, saber que estas bien minuto a minuto, segundo a segundo. Quiero cojer tu mano... solo eso. Solo hay una razón de esto y ¿sabes cual es? Que te quiero.

Distancia.

Nunca pensé que a través de una pantalla se pudiera congeniar tan bien con alguien. También he oído muchas veces eso de que "hasta que no te pasa no sabes lo que es"; y bien, le diré a toda la gente que me lo ha dicho que tienen razón.  
Llevo desde pequeñaja con esta situación, tener que cruzar muchas ciudades para poderles ver de nuevo. Eso se le llama Distancia, y.. es muy dura.

sábado, 14 de julio de 2012

14 Julio, ha llegado.

Llevaba esperando este día desde Enero de este mismo año, 2012. Más o menos desde hace siete meses largos y duros. Pero a veces, el merecido de la espera, es realmente bueno.
Llevo todo este día, sonriendo a cada momento. Me he dado cuenta de que ellos son lo mejor que tengo y que debo aprovechar todos estos días como si fueran mis últimos días de vida.
A algunos no les conocía en persona. A otros hacía muchísimos meses que no les veía, y cuando les he visto a todos.. he roto a llorar de la emoción. Me ha dado tanta ilusión en tan solo un momento.. INCREÍBLE.
A veces, la distancia es muy mala, pero es la única realidad que nos hace ver cuanto queremos y extrañamos a esa persona, y sé, sé que ellos son.. bffffffffffff. Los mejores.
Me hacen ser feliz día a día. Cuando estoy mal, vienen corriendo hacia a mí para preguntarme a quien deben matar y que coño me pasa....
Enfín, ahora a disfrutar de todos estos días que me quedan por estar con ellos, y, a sonreír lo máximo que pueda!

miércoles, 11 de julio de 2012

Pues ya ves, soy feliz conmigo misma

Soy de las que piensan que lo que tenga que ocurrir ocurrirá y lo que no, no se dará. No soy de forzar las cosas, pero tampoco soy de esperar. Soy de las que viven rápido para no pensar. Soy de las que actuan y luego piensan, de las que aparentemente les dá un poco todo igual. De las que se contradicen. De las que no tienen nada demasiado claro. Aunque firme a sus decisiones. Pienso que el destino es algo relativo y nada que se pueda controlar. Soy de las que dicen núnca más y siempre vuelven. De las que lo intentan y lo acaban consiguiendo. Siempre procuro ir más allá del intento. Soy de las fuertes, bastante más de lo que aparento, bastante más de lo que en verdad pienso. Creo que el karma maneja todos los hilos. Pienso que hoy estamos aquí, mañana allí, la vida puede dar giros de hasta 360º. Creo que hasta lo mas insospechado puede ocurrir. De las que no planean nada, de las que intentan que todo surga según el momento.
Soy una loca perdida. Me podrán decir muchas cosas, como insultos, o algo al respecto, pero, yo les sonreiré a la cara para que vean que estoy feliz sin ellos.


Mi vida, la controlo yo.

Mi tiempo, atención, defectos y virtudes me los reservo solo para las personas a las que realmente importo, no tengo porque compartir nada con otras personas, y mucho menos cuando ellos tampoco lo hacen conmigo. Un pensamiento egoista, tal vez demasiado, pero si en los malos momentos no estas, en los buenos ni aparezcas. A veces dicen que soy borde, pero creo que el problema es que no entienden que no quiero caerles bien a todos, y que no voy a forzar ninguna sonrisa por nadie que no se la merezca. No necesito a muchas personas para ser feliz, ya que mi felicidad no tiene que depender de nadie.

Nunca te duermas sin un sueño, ni te levantes sin un motivo. Tampoco vivas por nadie que no este dispuesto a vivir por ti, no des todo a cambio de nada, pero tampoco pidas demasiado. Recuerda que ningún día se parece a otro y que nadie se parece a ti. Recuerda, que sólo hay una persona capaz de hacerte felíz para toda la vida, y esa persona, eres tú mismo. Elige bien tus deciones, a quien dejas quedarse y a quien echas. Si hay gente que quiere entrar en tu vida, que entre, si hay gente que quiere salir de ella, que salga, pues total, uno menos; pero que no se queden en la puerta, porque molestan a los que quieren entrar y no nos dan la oportunidad de conocerlos.

Pues ya ves

Así me pasa con cada persona que dejo entrar en mi vida...
Se me mete debajo de la piel, por las orejas y los ojos, en el aire, en mi cabeza, se me enredan en el pelo, y un día veo a esa persona y me doy cuenta de que la quiero.
El "pero" es la palabra más puta que conozco. "Te quiero, pero..."; "Podría ser, pero..."; "No es grave, pero...". ¿Te das cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero, no es. Que nos trae siempre la duda y luego, nos deja echos mierda.
Mientras miraba al techo desde mi cama, lo único que hacía era pensar en tí, mejor dicho en mi... en realidad pensaba en nosotros. Pero, ese no es el caso, el caso es que cada noche sucede lo mismo, es automático, antes de cerrar los ojos mi mente viaja por miles de lugares que pasé a tu lado, y en miles de lugares más donde quisiera haber estado junto a ti. Es como introducirme en un mundo subreal donde la imaginación se apodera de mi realidad en cuestión de segundos.

martes, 10 de julio de 2012

Nada es imposible.

Intentar desahogarse escribiendo una pequeña historia, no sirve de nada. Intentar tumbarse en la cama, con tu canción favorita, tampoco sirve de nada. Mirar al alrededor y ver fotos, cartas de amor, que de repente de la nada, salga esa canción que te recuerde a él y no querer escucharla. Cambiar de emisora rápidamente. Girarte y ver otra foto. Romperla en mil pedazos y dirigirte a la basura. Estás apunto de tirar esos mil pedazos que son como mil partes de tu corazón rotos y pensar: ¿Tantos momentos, tantas conversaciones vividas, y.. que nos pasó? La duda te come la cabeza durante el día.

lunes, 9 de julio de 2012

Es duro perder a un buen amigo por culpa de alguien.

Perder a alguien que fue importante en tu vida, no sabes como se siente en verdad.
Podrás haber perdido a personas con sus pasatiempos y movidas, pero no habrás vivido lo que he pasado yo.
Él era ese chico por el cual, lo conocí en Salamanca el primer año que fui. Tenía apenas once años y, me enamoré locamente de él, mi primer amor. La verdad esque, yo también a él le gustaba pero nos lo callábamos.
Llegó el último día de vacaciones. Tenía que volver a mi casa de Barcelona, así que la despedida fue trájica ya que pensaba que no nos volveríamos a ver nunca más hasta que fuéramos mucho más mayores. Lloraba y lloraba, cada noche del año, en Primaria en las clases, en todas partes.. le hacía cartas de amor pensando que de alguna manera, el en un futuro las recibiría, pero, aun están en ese viejo cajón donde guardo todas mis tonterías de niña inocente y pequeña.
Pasaron dos años. Seguía llorando siempre, hasta que llegaron las vacaciones de agosto del verano 2011.
Volví a Salamanca después de dos años. Y... le vi. Vino a mi casa a verme, y nuestro reencuentro fue bestial. Nos volvimos a enamorar. Estuve esta vez un mes entero allí. El último día que tenía para estar allí, nos dijimos que nos gustábamos como en viejos tiempos. Hicimos lo mismo que hicimos de pequeños. Y bueno, me fui de viaje y volví a mi casa, a Barcelona.
Lloraba también cada noche, pero esta vez porque le añoraba. Estábamos siempre en contactos. Por teléfono, nuestro Tuenti, por todas partes... en Navidades volví a ir y le vi. Éramos novios.
Hasta semana santa. Mi ex mejor amiga, tenía envidia y nos separó a nosotros dos. Ahí me di cuenta que no te puedes fiar de nadie, que hasta tus propios mejores amigos te pueden fallar. Se le llama, "Falsedad".
Desde entonces, él y yo ya no hablámos. Hemos perdido el contacto desde entonces. Por culpa de ella, toda esa amistad y amor se esfumó por el viento. Muy triste, ¿verdad?
Dentro de cinco días volveré a Salamanca a pasar las vacaciones allí. Lo más triste de todo esque, no le veré. Ya que el supongo que no me querrá ver de nuevo. No será lo mismo estar allí y no poderle abrazar. Y además, hace siete meses que ni le veo. Distancia...
Lo que daría por estar cinco minutos a su lado, aunque el me dijo que perdiéramos el contacto para siempre. Lo que daría por darle un abrazo, o hablarle cara a cara. Lo que daría por ver esa sonrisa que conozco desde que era una enana y que siempre me ha gustado. Lo que daría por escuchar su voz. Lo que daría por que venga el detrás mío, y me susurre al oído: "TE QUIERO" para que nadie descubriera que nos gustábamos. Lo que daría por tenerle enfrente mío... daría de todo.
Volver a tener 10 años. Volver a estar todo el día con la sonrisa de niña dibujada en la cara, y ponerte a llorar cuando llueve y no puedes bajar al parque con tus abuelos. Ir de vacaciones y estar todo el día en la playa jugando con la arena, revolcándote en ella, haciendo castillos. Jugar con la comida, y llenarte todo el pelo de tarta, y pensar, que más da, ya me limpiaré luego. Sentarte en el sofá, a ver los dibujos y enfadarte con tus padres cuando quieren poner las noticias. Acabar de cenar a las 9 y no querer acostarte, y escuchar a tu madre como te dice, mañana hay cole. Conocer a un chico y enamorarte. Echarle demenos y escribir cartas y cartas dirigidas a él donde piensas que nadie en la vida va a poder ver esa hoja que hiciste de pequeña, ya que te daba verguenza que el chico que te gustaba lo viera pero, ¿Que más da? Es mejor decir la verdad antes que ocultar alguna cosa. Todas esas cosas, que cuando las vives no las valoras, y luego las echas de menos...

Y la verdad es que, no me da verguenza mostrar esto en esta página. Porque aquí se demuestra que con tan solo 10 años, puedes estar enamorada y disimularlo perfectamente.
Yo no quería un chico guapo, no quería un príncipe, ni siquiera pedía que fuera el mejor en algo. Yo solo quería una historia de amor, no hacía falta que fuera de película, solo necesitaba que alguien me quisiera.
Pero ni eso. No hay nada. Cuando le miro ya se que no siente ni siquiera una décima de lo que llegó a sentir. Sé que nada volverá a ser como antes. Porque todo se ha ido.
Sus abrazos desaparecieron, sus sonrisas se borraron y su luz se apagó. Nunca pensé que él pudiera cambiar tanto, pero me suelo equivocar.
Ya no existirán esas mañanas tan mágicas. Sus risas sin sentido al mirarme. Ese guiño tan especial que me hacía sentir viva. Las palabras se han borrado y de su boca ya no oiré un "te amo, lo eres todo"
Ahora comprendo que mentía, que no valía para nada estar embobada con él como una idiota, porque todo se acaba.

Nada es eterno, nada.

Dicen que si una pareja cierra un candado, lo deja atado en un puente y luego tira la llave al agua, no habrá manera de que se vuelvan a separar, pero.. nada es para siempre, va a haber un final tarde o temprano.

Un amor extraño.

Él se ha conectado. Abres su ventana de conversación, sonríes al ver su foto de perfil en pequeñito al lado de la barra de tareas. La abres, y la minimizas. No la quitas del todo, la dejas ahí, a la espera de ver ese círculo verde con un 1 en medio, señal de que esa persona te ha hablado. Esperas. Cambias tu estado, tu tablón lo actualizas cada 2 minutos, te etiquetas en 5 fotos, te unes a 10 páginas y empiezas a ponerle comentarios a todos sin razón, simplemente para que, cuando él le de a actualizar, te vea, vea que estás conectada. Tus visitas suben como la espuma, está claro que estás la primera. Continúas con estos cambios, abandonando a los demás que sí que tienen tiempo para hablarte. Cierras su ventana, indignada. Pero bajas la lista del chat hasta su nombre, observando si sigue ahí. Hasta que no puedes más y la vuelves a abrir, a la espera de si eso consigue algo. Nada. Los demás siguen hablando, impacientes. No respondes, no tienes ganas. Sólo lo esperas a él.
Son la 1 de la mañana, estás cansada, mañana madrugas, pero no te vas, porque él sigue conectado, y aún tienes la triste esperanza de que te hable. Entonces se te ocurre la estúpida idea de que quizás se lo ha dejado encendido y en realidad no está. Esa idea te acompaña el cuarto de hora siguiente, con 4 estados, 15 tablones, 30 páginas y 25 comentarios nuevos. Esa idea es lo único que te mantiene despierta.
Le das a actualizar la página, él aparece el primero. Ha cambiado el estado. Le ha comentado una zorra. Él ha respondido. Está. Está, hablando con otra. Está, pero no para ti. Entonces cambias radicalmente de pensamiento.
- Desconéctate, desconéctate, desconéctate.. si no vas a hablar conmigo, tampoco con ella.
Y deseas con todas tus fuerzas que se vaya, para que paren de hablar. Y cierras su ventana con lágrimas en los ojos, pero sigue la lista bajada en su nombre. El número de conectados baja. Miras. Se ha ido. Se ha ido él. Y de repente, te arrepientes.
- Vuelve, vuelve, vuelve..
Y cuando le estás dando a apagar, aún con su nombre en el chat, vuelve. Cierras la pantalla de apagar equipo. Vuelves a actualizar. Quizás la puta esa ya se ha ido y pueda hablar contigo. Pasa el rato y sigue ahí, sin hablar. Y al rato se vuelve a ir, y esta vez no vuelve. Apagas y te vas a dormir. Va a ser una noche muy larga.

domingo, 20 de mayo de 2012

Hazlo


Deja de sufrir,empieza a soñar... si el teléfono no suena es por qué nadie va a llamarte ya, y la verdad no duele más que la mentira pero lo que duele es que la sepas y que nadie te la diga.
Así que arriba, nadie va a luchar por lo qué quieres, tienes que tener presente que tú eres lo que haces sí que siempre,siempre hay un motivo para caer y que caer es tan humano como levantarse otra vez.
Sueña que no estás triste, sueña que lo que viste puede cambiar si quieres por qué tú no elegiste...
¿Cuántas veces dejé de soñar? ¿cuántas me perdí?
¿cuántas veces tuve algo y no lo ví? y aún puedo decir que el tren no pasa una vez que no te mientan,si tú quieres cojerlo pasa en frente de la puerta...
Deja tus problemas. Sal de tu cuerpo y sé tú mismo,
la vida es única y tu música es su rítmo.. cuando se impongan,no te escontas,dí que no por qué tú tienes un sueño que cumplir a partir de hoy

domingo, 1 de abril de 2012

Un mundo único.

Cuando sientes que estás enamorada, te das cuenta que en tu vida solo existe él. Todo lo demás desaparece. Los problemas, la falsedad, lo negro... y aparece un mundo nuevo. Un mundo lleno de amor, de soluciones. Un mundo donde le gustaría estar cualquiera, pero solamente lo están los enamorados, como yo.

Una historia de amor.

Los días se convirtieron en semanas, las semanas en meses y entonces un día no precisamente especial cogí mi maquina de escribir, me senté y escribí nuestra historia, una historia sobre una época, una historia sobre un lugar, una historia sobre la gente, pero por encima de todo una historia sobre el amor, un amor que vivirá para siempre. Fin.

La distancia...

Distancia. Palabra definida como el espacio que existe entre dos puntos.
En realidad, a nadie le gusta hablar de la distancia. Muchos dicen que es el olvido. Otros que hace la fuerza y la unión. Otros simplemente, creen que ni siquiera les afectaría. Nadie sabe realmente que significa esa palabra hasta que no la tiene en su boca. Hasta que no pierdes a alguien por culpa de unos kilómetros.
Que al fin y al cabo, son lo que son, distancia. A nadie le gusta estar lejos de quien quiere y menos con miedo a perderlo. Porque aquí no nos vale el típico, “nunca sabes que lo tienes hasta que lo pierdes” vendría mejor un “sabes lo que tienes hasta que llega la distancia y lo pierdes”. Seguramente muchos sabréis de lo que hablo.
Esa sensación, que no se realmente como explicarla. Algo de impotencia y tristeza. Distancia.
Sientes que tu lugar no es en el que estás, que necesitas verles, abrazarlse. Te gustaría salir de tu casa y marcar 9 números en tu móvil y decir, “nos vemos en 5 minutos en tu portal”. Pero ¿Por qué no? Siempre es lo mismo, distancia.
Verles cara a cara, no solo escuchar su voces por teléfono. ¿Cuánto darías por tenerles una tarde? No se que duele más que la distancia. No se que es peor, un querer y no poder o un poder y no querer. Nunca entenderé de que sirve la distancia. Pero siempre te queda la esperanza de que algún día, aunque no sepas cuando, dentro de poco, le tendrás cerca, muy cerca, entre tus brazos. Y ahora, os reiréis.
¿De qué? Sí, de la distancia.
Por eso, cuando la gente pregunta ¿Qué es la distancia? Y contestan: espacio que existe entre dos puntos, siempre sonrío.
Si realmente supieras lo que es la distancia, nunca contestarías eso.

Estar enamorado...

Estar enamorado es cuando dos personas que se alejaron vuelven a intentarlo una vez mas,porque se quieren,porque se extrañan. Es cuando ESA PERSONA con una mínima cosa puede sacarte una sonrisa, es cuando esa persona esta conectada y estas esperando que te hable porque te hace feliz que te ponga un simple : HOLA .Es cuando tienes que dejar de lado el orgullo por hablarle. Es cuando antes de irte a dormir,te quedas pensando todo lo que hablaron en el día y todas las cosas tiernas que te dijo .Es confiar en esa persona, sin importar lo que los demás te digan.Es ponerte celosa de cualquier cosa,porque no queres perderle. Es Sentir Tocar el cielo en unos segundos y pasar al infierno al mismo tiempo, es amar , comprender, entender, tolerar y hacer lo imposible por seguir juntos. Es reír y llorar sin ninguna razón , pero la fundamental es que sabes que esa persona jugaria todas sus cartas por tenerte a su lado y sabes con certeza que pase lo que pase el o ella estara ahí contigo para Siempre

Lo dicho, dicho está.

Quiero irme, no volver, olvidarme de todo aquello que no me interesa y conservo por hacer el favor a la otra persona, empezar a vivir mi vida, dejar atrás aquello que no sirve para nada, dejar de pensar, de sufrir, de rallarme, de preocuparme por todos y que a mi me utilizen cuando les de la puta gana, estoy harta, quiero tener y estar con mi gente, la que me quiere, la que se acuerda de mi día si i día también, con la gente a la que quiero por que me demustra que me quieren a mi también. Quiero empezar a saber distinguir entre la verdad i la falsedad, dejar de criticar por seguir la corriente a los demás, correr, saltar, chillar, bailar sin parar, estar con ellas, encontrarle a él otra vez, quiero que llegue ese momento que tanto espero, quiero dejar de iniciar conversación con aquella persona que pasa de mi, quiero no llorar cada noche al escuchar esa canción que tanto me recuerda a él, quiero vivir, quiero, en resumen ser feliz de una vez por todas, que mi mente deje de funcionar por un instante y que actue sin pensar, por qué yo también soy humana, y tampoco puedo más, yo tambien llego a un límite, mi vida no es como todos imaginais, yo también tengo problemas, también siento que quiero irme y escapar de todo pero sigo y sigo siempre con un intento de sonrisa en la boca, para transmitir felicidad, peró una se cansa de llevar siempre el mando, una se cansa de decir tanto te quiero, cuando igual al dia siguiente la persona no se acuerda de mí, a mi tambien me gusta recibir mensajes, que me inicien conversación, que me digan te quiero sin que me lo espere, y sobretodo, que esten conmigo ahora, y siempre, no solo cuando me necesiten, porqué yo después me pongo a pensar y veo que quien creía que estaba conmigo a las buenas y a las malas, cuando le interesa se va y cuando necesita algo, vuelve. Pues no, estoy harta, y quiero ser feliz como lo estais siendo muchos, esto no funciona así, porqué la amistad no es: hoy si y mañana no, la amistad es un termino quizás facil de conseguir pero dificil de cumplir, y los pocos que sabemos como utilizarla sabemos que es: ahora sí y mañana también. Que no puedo adaptarme a todo, que ya he hecho bastante en estos años, que tu lo hacías mal y yo te pedía perdón, que yo lo hacía mal, y también te lo pedía, ¿qué es esto? Yo así no seguiré, aunque a pesar de todo te quiera, no pienso seguir así, por que quizás parezco tonta, o intento no darme cuenta de las cosas que quizás podrían llegar a hacerme daño, pero no lo soy, o eso creo. Daría mi vida por todas estas personas que he estado conociendo en menos de un año, lo daría todo por ellos, ahora, harían ellos lo mismo? Igual conozco a 657 personas, pero de estas son 20 las que me sirven, las que puedo llamar, las que puedo explicar, y taladrar y siempre me van a entender y a escuchar sin problemas, si ahora el juego va así, y es utilizar a las personas y a veces tratarlas como si fueran mierdas, intentaré aprender a jugar, solo tengo que leerme las instrucciones, y quien gane, el mejor será, pero prefiero querer y ser querida que ganar en esta mierda. Y ahora estoy llorando, sí, pero también estoy agusto, aprendiendo del tipo de personas que són algunos o algunas.
Quiero desaparecer, pero no es la solución, por qué también hay otro tipo de personas que siempre buscan lo mejor de ti, y de mi lo han encontrado y siempre lo van a tener, siempre me van a tener, porqué me han demostrado lo indemostrable.

El primer amor.

El primer amor no es la primera persona que te gustó, tampoco es la primera persona que fue tu pareja; El primer amor es la primera persona por la cual sentiste cosas
inmaginables, la primera persona por la cual hiciste cosas que nunca pensaste que harías, esa persona que amaste con locura, la que te hizo sentir las cosas más puras,
esa persona que te hizo feliz con una mirada, con una sonrisa o con solo su presencia.. justamente esa persona fue tu primer amor al cual nunca podrás olvidar...

domingo, 18 de diciembre de 2011

Ámala

Puedes no ser su primero, su ultimo o su único. Ella amó antes y puede amar de nuevo. Pero si ella te ama ahora, Que otra cosa importa? Ella no es perfecta, tú tampoco lo eres, y vosotros dos nunca sereis perfectos. Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no te va a recitar una poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper, su corazón.. No le hagas daño, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti..